viernes, 10 de junio de 2016

ALGÚN DÍA

Abro y cierro mis alas
pensando que ya no queda nada,
pero mi madre siempre decía
que tienes que tener algo de esperanza…
 
Me he caído,
ya no estoy en el cielo,
ya no surco el mar de las nubes
ahora toco suelo,
 
Mis alas ya no son blancas,
son negras, oscuras,
pero entre esos dos colores puede haber
un gris que indica e bien y el mal compaginado.
 
Tarde o temprano,
yo sé que volveré
y a tu lado volaré.

(Karla Llamosas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada