sábado, 27 de febrero de 2016

EL CEMENTERIO DE CANDLE VALLEY, de Ainhoa Menéndez Señoráns

Martes, 25-noviembre-2010, Candle Valley

Sarah salió de casa. Era la hora de la cena y, como todos los días desde el triste 21, se dirigió al cementerio. Se acercó a la tumba de su hermano y estuvo unos minutos llorando en silencio. Al acabar, volvió a casa.

Su prima la esperaba con la comida. Dafne era 5 años mayor que Sarah, así que era ella la que se encargaba de las labores de la casa mientras Sarah iba al instituto. ¿Por qué? La madre de Sarah había muerto a los dos días de dar a luz a su hermano y el padre abandonó a los pequeños culpándolos de la muerte de su esposa. Así fueron a parar a manos de los dos únicos familiares que les quedaban: su tío Henry y su prima Dafne. Henry se había ahogado en una expedición por barco, y el hermano de Sarah, Paul, había muerto en un accidente, el 21 de noviembre.

Poca gente se quedaba a vivir en Candle Valley, era un lugar alejado. Sin embargo, Sarah y Dafne se habían acostumbrado a la soledad. En el instituto, nadie se atrevía a acercarse a Sarah porque decían que no traía más que mala suerte, y Dafne vivía todo el día en casa, limpiando, cocinando y cosiendo. Cosía para luego vender las prendas y así ganar el dinero suficiente para conseguir la comida y pagar la educación de Sarah.

Todas las mañanas, Sarah se levantaba, desayunaba un trozo de pan y agua e iba al colegio. Allí atendía al profesor y aguantaba la soledad. Al terminar volvía a casa, comía, hacía los deberes y estudiaba hasta la hora de la cena, con la esperanza de poder conseguirse un buen trabajo y salir de la pobreza. Después iba al cementerio y volvía a casa a cenar. Y así era todos los días.

 Miércoles, 26-noviembre-2010, Candle Valley

Hoy es un día diferente. Es la fiesta local y no hay colegio. Todo el pueblo está fuera, pero Dafne y Sarah se quedan en casa. Un chico de 14 años, la edad de Sarah, pasa por delante de su casa y se queda mirándola. Le parece raro que haya luces encendidas en una casa, un día como ése, pero Steve decide ignorarlo. Se disponía a continuar cuando vio a Sarah. Mucho más le extrañó que una adolescente no saliera a celebrar el día del pueblo, el día de la vela1. Duda por un instante, pero prueba a tocar al timbre para hacerse su amigo.

Miércoles, 3-diciembre-2010, Candle Valley

Hace solamente una semana que Steve y Sarah se conocieron, pero ya han hablado de todo: rutinas, amigos, gustos, familia… Esto último les llevó a visitar el cementerio. Allí Sarah lloró por su hermano, mientras Steve la consolaba como podía.
Se cerraron las puertas.
Empezaron los gritos.

Jueves, 4-diciembre-2010, Mirror City

(N.A. Candle en inglés significa vela)

(Ainhoa Menéndez Señoráns)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada