sábado, 27 de febrero de 2016

LA FLECHA, de Omar Pereira




Todos somos una flecha lanzada por un arco. Salimos con gran potencia pero siempre acabamos clavados en el suelo. Pero esto no es por alguna ley gravitatoria o algo así, es porque los seres humanos siempre seguimos ese patrón: niñez, pubertad, edad adulta y por último la vejez. Pensándolo bien es como el recorrido de la flecha. Es nuestro deber hacer que nuestra flecha no caiga al suelo y sí a esos que pretenden arrebatarnos lo sueños. Podemos definir sueño como algo imposible de conseguir. Cuando alguien te dice quiero ser futbolista, astronauta o rey, en vez de reírnos deberíamos animarles a ello porque aunque sea ridículo ellos lo único que quieren es que su flecha siga volando buscando el horizonte.


(Omar Pereira)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada